A Frank Cuesta, cuesta creérselo. ‘La Selva en casa’ Crítica

A pesar del 6,2% de audiencia obtenida en la noche de ayer en el estreno de ‘La Selva en casa’ y que no está nada mal tal y como están las cosas últimamente en Cuatro, creerse las andanzas de este personaje cada vez es más complicado.

Bajo la producción de ‘Molino de papel’ llega una versión más casera de ‘Frank de la Jungla’. Esta versión contiene partes, flashbacks de lo ocurrido tiempo atrás en el lugar donde reside Frank Cuesta, protagonista de este invento.

Y espero que sea eso, un invento, de no ser así imagino que no habrá caído nada bien entre el colectivo de mujeres oírle decir – ‘No me jodas yo no contaba con una mejer en el equipo, no quiero una mujer en el equipo. No me toques los cojones…’

Sí, está claro, debe ser una invención, de no ser así me parece una de las frases más estúpidas escuchadas recientemente en televisión, además de otros calificativos que todos y todas tenemos en la cabeza.

Este hombre con pinta de eterno excursionista y que se cree el autor del ‘libro de la selva’, del mundo y del Universo utiliza un lenguaje soez, denostado y sobre todo que hará reír a cualquier Biólogo o amante real de la naturaleza.

-‘estoy aquí acojonado rodeado de unos zorros que me están rodeando’. En ese mismo fragmento de vídeo se le escuchó decir que eran inofensivos y que era el…, el…, el típico zorro español.  Aquí el único zorro, por astuto, que existe es usted señor Cuesta que ha sabido inventarse un personaje a lo Tarzán del siglo XXI y que la productora ‘Molinos de papel’ ha moldeado para convertirlo en un programa de televisión que da tan sabios consejos como que cuando esté perdida en un bosque, en España, me coma una babosa porque es todo proteínas.

No se hable más, la próxima vez que me pierda en el bosque me comeré una babosa y descartaré la cantidad de piñones que pueda tener a mi alrededor. Gracias por sus consejos Fran Cuesta y a seguir con esa imaginación, y ese falso realismo que le caracteriza a usted y a su programa.