Berlusconi, sentado frente a un tribunal por primera vez. Se investiga el caso Mediaset

Berlusconi, se sienta por primera vez ante un juzgado, para prestar declaración por presunto fraude fiscal y apropiación indebida.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha acudido este lunes a la vista preliminar del proceso por el caso Mediatrade, que se celebra en Milán, en la que supone su primera comparecencia ante un juez desde 2003.
Berlusconi, investigado por un supuesto delito de fraude fiscal y apropiación indebida, ha llegado al juzgado para tomar parte en la audiencia preliminar, que se celebrará a puerta cerrada.
En este proceso, se investiga si el grupo Mediaset, propiedad de la familia Berlusconi, compró a través de su filial Mediatrade los derechos de películas a un mayorista estadounidense mediante el intermediario, Frank Agrama, y su empresa Wiltshire, para aumentar después los precios y permitir con su recompra evadir dinero al fisco.
Su presencia se produce después de que el pasado 28 de febrero el Tribunal de Milán le declarase “contumaz” (rebelde) por no acudir a la reanudación de este mismo proceso, el primero de los juicios pendientes que tiene el primer ministro italiano.