Consiguen grabar una peli porno en la embajada vaticana

En la ciudad de la República Checa el director de cine porno, Jaroslav Bartak, logró “infiltrarse” junto a sus actores y equipo técnico con el fin de grabar una película porno en la embajada del vaticano.

Para conseguirlo se hizo pasar por un doctor que iba por una urgencia médica a la vez que gritaba despavoridamente que sabían de evacuar el edificio ya que existía riesgo en el edificio de que se propagase un virus peligroso y mortal.

Ya con el edificio vacío montó sus cámaras y aprovechó que no había absolutamente nadie para ponerse a grabar las escenas pornográficas con monjas, pecadores… ¡hasta un cardenal! Eso si, todos actores y actrices.

Por supuesto el director fue denunciado por infiltrarse en la embajada y infundir al pánico a la población con falacias y calumnias anteriormente descritas. La siguiente curiosidad llega cuando se descubre que también ha sido denunciado por una supuesta violación a una de sus asistentes.