Crítica. La Madre de Aída Nízar próxima Superviviente.

La última estrategia de la productora de Supervivientes para seguir creando polémica, es trasladar a la madre de Aída Nízar a Honduras.

Ayer en el “Sálvame diario” Kiko Hernández lanzó la noticia diciendo “Telecinco se está planteando llevar a la madre de Aída Nízar a Honduras”. Más tarde en el “Sálvame deluxe” era la propia madre de Áida quien confirmaba la noticia.

 

“El domingo me voy de viaje a la gran ocasión” dijo Mª Ángeles.

Esto para mí no tiene otra lectura que la de la propia ocasión y qué mejor ocasión que hacerse con un dinero a pesar de saber que te van a criticar más que al toro que mató a Manolete. A tomar por saco la dignidad, la vergüenza y presión mediática cuando de lo que se trata es de llenarse los bolsillos. Como todos sabemos, tras el paso por el concurso luego vienen los platós y si en esta ocasión son madre e hija las polemistas, pues mejor que mejor. Se hacen un tiempo el 2X1 y a vivir. Pues que pena…

¡Qué pena que una chica tan sobradamente preparada, se tenga que ver en una como esta! ¡Qué pena que una madre a la que la van a caer palos por todos los lados, se meta en una aventura como esta!

Si quieren aventura yo les invito a unirse al grupo de jóvenes, y los que no los son tanto, que a día de hoy luchan en nuestras plazas para dignificar nuestro estado social. Claro, que esto es de completa gratuidad y eso no sería “Irse de viaje a la gran ocasión”

La productora del formato Magnolia en esta ocasión y creo que más que nunca está buscando la polémica y el enfrentamiento. Ya se medio invento la estancia de Aída en el barco de los aburridos anónimos, ahora, y una vez  que ha sido expulsada la que más ampollas levantó entre sus compañeros, invitan a la madre por aquello de que de tal palo tal astilla. Una madre que imaginamos que llegará cargada de venganza y que defenderá a su hija cual leona, pero ahora dentro del propio reality.

En verdad no creo que sea necesario, el programa en sí ya cuenta con el suficiente aliciente para ser visto, y además el hecho de convivir sufriendo fatiguitas, ya te va a proporcionar el conflicto deseado para que sea seguido por la audiencia.

De seguir metiendo concursantes a su libre antojo y en función de quién entra y quién sale, el programa puede durar todo el verano y que incluso nos comamos las uvas mientras vemos el resumen semanal.

En ocasiones siento asco y un deseo de vomitar, y no, no estoy embarazada…