Discreto estreno de ‘Buenasnoches y Buenafuente ‘en Antena3.Crítica

El regreso de Buenafuente a la televisión se tuvo que conformar con un 14% de Share. Que si bien ha conseguido subir la media de la cadena en el prime time dominical, no ha logrado vencer a la serie de Telecinco Aída. Quizá sea pronto para esto o tal vez nunca lo logre, de eso se encarga el espectador.

Los datos en la noche de ayer quedaron así:

‘La película de la semana: Un pequeño cambio’: 17,7% y 3.545.000 de seguidores

‘Aída': 16,3% y 3.364.000 espectadores

Estreno de ‘Buenas noches y Buenafuente’: 14% y 2.829.000. Su amigo y ex colaborador Jordi Évole, con ‘Salvados’, se mantuvo en el dato que viene registrando a lo largo de la temporada un 9,2%  y cerca de 1.800.000 espectadores.

estreno de buenafuente y buenasnoches. crítica “Buenafuente no lidera, pero mejora la audiencia de Antena3 los domingos”

El estreno del programa de Andreu y su equipo no sorprendió. Aunque logró su objetivo; entretener y hacer pasar un buen rato a quien a sus asiduos.

Durante la primera emisión del programa, éste, sufrió varios altibajos. En el arranque un Buenafuente en calzoncillos pidió disculpas a la audiencia por su vestimenta y fue, además, el preámbulo introductorio al habitual monólogo que una vez más estuvo a la altura y quizá fuese esto lo más notable de lo visto en la noche de ayer.

Criticado ha sido el gag de José Corbacho emulando al ‘Pulpo Paul’ y ha sido criticado por antiguo, algo visto, y por mi parte añado, lo largo que quedó. Además, la rivalidad entre ambos equipo ya se ve, ya se habla de ello a lo largo de la semana, ¿para qué una vez más? ¿por qué una vez más? A estas alturas ya todo el mundo conoce los colores de Buenafuente y de parte de su equipo. La imparcialidad ante este asunto me parece lo más coherente en estos casos.

Faltó ver a Berto Romero, inteligente donde los haya, en un mano a mano con Andreu. Descubriéndonos una vez más su ironía y saber hacer en el escenario, sacando una sonrisa al espectador. Cosa que no consiguió con una pésima canción imitando a Lady Gaga y vestido con un traje de pollo.

Se había anunciado una posible entrevista a Jordi Hurtado, que se convertiría así en padrino del programa. Finalmente fueron invitados: Arguiñano, Arzak y Adriá.Tres grandes de la cocina a la que no se le sacó todo el partido posible en una entrevista, que fue más bien una charla algo acelerada y mal conducida para terminar en una cata a ciegas con pocas sorpresas y extensa en su duración.

El bueno de Buenafuente se mantendrá, permanecerá en antena y conseguirá mejorar esa audiencia a pesar de que quizá la noche del domingo sea la menos indicada para lograr este fin.

En la actualidad es difícil sorprender en televisión y al espectador, soy de aquellos que piensan que cuando algo funciona lo mejor es dejarlo como está. Por lo que por mi parte rescataría secciones anteriores y no intentaría crear un espectáculo distinto, además, basaría éste en la palabra que es lo que se domina.