El adiós a “Mucho que perder, poco que ganar”. Crítica

Pareciese que el título elegido para el programa fuese premonitorio. La pasada semana La Sexta decidió dar carpetazo a uno de los formatos más extraños que han llegado a nuestra televisión en las últimas fechas. Y cuando digo extraño me refiero al número de invitados, imagino que todos ellos pagados, que acudían al programa. Esto hace que la producción aumente su coste y quizá para una sobremesa me resulte algo excesivo. Si a esto le acompaña la baja audiencia la inversión se vuelve aún más absurda.

Presentado por Anabel Alonso, proponía a tres famosos -desde actores a músicos, pasando por toreros, humoristas o deportistas-, se enfrentan por ser… los mejores perdedores, ya que no tienen premio alguno, en las disparatadas secciones de este nuevo programa, que pone a prueba su ingenio y su sentido del humor.

Y aunque en ocasiones y, dependiendo del invitado, el programa fuese divertido, la audiencia no ha acompañado al programa producido por Globomedia. La primera entrega del programa, que es una versión del formato británico Chris Moyles Quiz Night, consiguió un seguimiento del 4,2% y un total de 564.000 espectadores. Esa cifra ha ido disminuyendo con el paso de las semanas.

Será el próximo mes de Noviembre cuando el programa deje de emitirse definitivamente y dejando por tanto un hueco libre al sustituto definitivo de “Sé lo que hicisteis”