El lavado de cara de Telecinco. Crítica

Ayer corría como la pólvora la noticia de la retirada de la parrilla dos de los programas, que aún teniendo buena audiencia, desaparecerán. Tanto “Resistiré vale” como “Enemigos íntimos” dirán adiós, al menos tal y como los conocemos. ¿Los motivos?

Telecinco necesita, y va apostar, por un lavado de cara o lo que es lo mismo, emitir menos “frikismo” y programas más edulcorados y sin tanta violencia, aunque esta sea tan sólo verbal.

A los programas de la cadena: Sálvame, La Noria, El programa de Ana Rosa se les ha pedido que suavicen sus contenidos y el modo de contarlo.  Y todo esto viene dado por la decisión de un grupo de anunciantes de retirar su publicidad de “La Noria” tras la entrevista a la madre de “El Cuco” previo un pago de 10.000 euros. Ni que decir tiene que esto hace temblar a cualquiera del que la publicidad sea su fuente de ingresos. Ayer os adelantábamos otra noticia que se refiere a este tema, Jata ha retirado su campaña navideña de Telecinco. Leer Noticia. Esta campaña iba a ser presentada por María Patiño, actual colaboradora del programa “La Noria” ¿Casualidad?

Nunca es tarde para buscar otros modos de entretener…

Eso debe de pensar el señor Vasile. Y por eso, apuesto a que en breve comenzaremos a ver una programación con otro aíre y mucho más familiar.

El abuso del reality, de las noticas sacadas de la nada, del cebo constante y de la retroalimentación en los contenidos quizá haya llegado a su fin. Sin lugar a dudas es rentable mantener gran parte de la parrilla con un reality como GH, pero el espectador cada vez es más culto y elige o al menos sabe discernir, entre lo que tiene calidad o no la tiene, otra cosa es que lo siga consumiendo.