El Ministerio de Industria no actuará contra “Sálvame”

El Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) instó el pasado martes al Ministerio de Industria a que obligue a la cadena privada a retirar este espacio de la franja horaria de protección infantil para menores de 13 años, a raíz de las quejas presentadas por varios espectadores. Sin embargo, desde el órgano público señalan: “Ni el Gobierno ni Industria pueden decirle a este o a otro medio cómo distribuir su parrilla”, sino que se ocupan de “sancionar en función de unos parámetros que marca la ley y de una denuncia concreta”.

Estas mismas fuentes explican que no entienden que el CAC, que conoce el procedimiento a la hora de trasladar al ministerio una queja o reclamación de los usuarios, haya hecho pública su petición antes de notificarlo oficialmente ante Industria. “No se pueden dirigir a esta o a otra institución pública para pedir la retirada de un programa”, ya que, aseguran, “no toca”. “Es como si pidieran al Grupo Intereconomía que hiciera esto o lo otro”, dijeron, “no podemos ordenar la parrilla de una cadena de televisión”.

En este sentido, fuentes de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones insisten en que, en el caso de la reclamación hecha pública por el consejo audiovisual catalán, “no se puede hablar de denuncia”. “Las denuncias presentadas, ya sea por particulares, asociaciones o porque se actúe de oficio, se refieren a hechos concretos”, mientras que la presentada por el CAC “insta al ministerio a que actúe sobre un programa”, aclaran desde el organismo, que estudiará el caso pese a que “no es habitual”, afirman. No se castiga la reincidencia

Respecto a cómo influye que Telecinco acumule ya varias sanciones por incumplimiento del horario de protección infantil o por la emisión de contenidos sexistas en Sálvame y otros espacios, como ya denunció el Instituto de la Mujer el pasado mes de enero, desde Industria indican que “se tiene en cuenta a la hora de estudiar posibles sanciones que sea reincidente”, pero la ley no contempla que la acumulación de infracciones sea objeto de sanción.

Partidos políticos como el PP y sociedades civiles como el Observatorio de Contenidos Televisivos Audiovisuales (OCTA), ya han pedido al Gobierno que aumente el grado de exigencia y el rigor en la imposición de sanciones por vulnerar el horario infantil protegido con la emisión de programas no aptos para menores.