El País, cierra el blog de Vigalondo tras unos comentarios en Twitter

El cineasta se ha visto envuelto en una polémica debido a un “chiste” que lanzó en su Twitter. Esta broma hacía referencia al Holocausto, lo que provocó un sin fin de quejas y alusiones al chiste.

Vigalondo que acaba de terminar el rodaje de su segundo largometraje, Extraterrestres, no daba crédito a todo lo que estaba ocurriendo, ya que par él no dejaba de ser una simple broma.

Su intención era ironizar sobre la importancia del número de seguidores en Twitter. Sin embargo, la forma en qué lo hizo, realizando chistes sobre el Holocausto, no gustó mucho a sus followers.

Como consecuencia y debido a los comentarios hechos en la red social, El País cerró su blog

“Hubo un momento en el que me entró el pánico porque la mayoría de mis actividades laborales o se paralizaron o se suspendieron. La empresa para la que daba conferencias de técnicas de guión de cortometraje dejó de llamarme, el corto que iba a rodar como padrino de un festival esponsorizado por una marca de refrescos se suspendió”, confesóVigalondo

El único vínculo profesional que seguía intacto era el de mis representantes en Los Ángeles. Les expliqué lo que pasaba aquí, les mostré el chiste que lo había desencadenado todo y no daban crédito”, añade Vigalondo,

Pero, ¿cuál es el porqué de tanta polémica? “Cualquier periodista que hubiese indagado hubiese comprobado que en mi cuenta de Twitter he practicado la ficción y el humor, negro o no, desde el comienzo. Algunos de los chistes que solté esa noche no eran nuevos en mi timeline, y jamás habían llevado a la confusión o a la indignación”.

“Yo creo que aquí no prevalece ninguna reflexión, sino la gratificación efímera de ‘darle una lección a un famoso’. De certificar que ese señor que parece más rico que tú, que parece que trabaja menos y que folla más, se ha llevado una lección”, añade el cineasta. “¿Por qué los que aplauden mi condena no ponen peros a que se sigan emitiendo series que han ironizado sobre esta cuestión, como puede ser el caso de 30th Rock? (…)

En cuanto a la reacción de algunos medios Vigalondo comenta que “la prensa de derechas siguió tan a rajatabla su guión que no me ofendió. Hubo medios que encontraron en la circunstancia una excusa para atacar al periódico que alojaba mi blog, y para el que acababa de realizar una campaña de publicad. (…) Pero lo que más me dolió fue la reacción de algunas firmas que aprovecharon la ocasión para esgrimir una moral equidistante”.

Finalmente, el cineasta concluye que si ha recibido una lección de todo esto ha sido por parte de los medios judíos. “Resulta que han sido miembros de la comunidad judía con los que ha sido posible tener un diálogo razonado, comprensivo y pacífico, los que escucharon mis disculpas y los que mejor comprendieron las situaciones”.