Elena Ballesteros, amiga de Silvia Abascal, dice que la actriz se recupera.

Elena Ballesteros utilizó la red social Twitter para agradecer las muestras de apoyo y además decir que la actriz Silvia Abascal esta mejor.

“El equipo de la ambulancia que la atendió, fue muy eficiente” Gracias por su profesionalidad.

Esta mañana sabíamos que Silvia Abascal había sufrido un ictus cerebral en Málaga, donde había acudido con motivo del festival de Málaga.

En un primer lugar fue atendida en el hospital Carlos Haya , el día 3 de Abril, y posteriormente se traslado al hospital madrileño Gregorio Marañón donde se encuentra en la actualidad.

Los familiares y novio de la joven acudieron tras saber la noticia a Málaga el pasado día 3 de Abril.

Los ictus en menores de 35 años suelen deberse a enfermedades congénitas.

Hemos podido leer a través de una información de Europa press que un ictus en menores de 35 años, como es el caso de la actriz Silvia Abascal de 32 años, suele deberse a una anomalía congénita o una malformación hereditaria, según indica el coordinador del Grupo de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (SEN), Jaime Masjuan Vallejo.

Como puntualiza Masjuan Vallejo, que también es coordinador de la Unidad de Ictus del Hospital Ramón y Cajal, el ictus puede producirse a “cualquier edad de la vida” y, aunque son más frecuentes en personas mayores de 55 años, un “10 por ciento se produce en pacientes de menos de 55 años”.

Este pequeño porcentaje puede deberse, según el experto, a un “mal control” de los factores de riesgo o, en el caso, de que se produzca en personas “menores de 35 años a anomalías congénitas como pudo ser el cavernoma que tuvo Alberto Contador o roturas de aneurismas o causas hereditarias o de factores de la coagulación alterados que producen infartos en gente muy joven”.

Las consecuencias sobre la salud dependen del tamaño del ictus, de su localización y de la edad del paciente. “No es lo mismo que afecte a la zona que se encarga del lenguaje que a una zona con menor funcionalidad”, aclaró Masjuan Vallejo.

De hecho, algunos pacientes pueden recuperarse completamente porque el resto del cerebro “asume” la función afectada y, en general, las personas jóvenes tienen “mayor capacidad” para recuperarse que las personas mayores.