Estreno de “Hay una cosa que te quiero decir”. Crítica

En la noche de ayer el programa presentado por Jorge Javier Vázquez empató en audiencia con su más firme competidor, ‘Luna, el misterio de calenda. Ambos programas obtuvieron un 15,8 % de Share quedándose como líder el estreno en Telecinco al término de la serie de Antena 3

La emisión que no tuvo rival fue el partido disputado entre el FC Barcelona y el Chelsea, anotando un 55,8 % de cuota y más de 11.200.000 espectadores.

‘Hay una cosa que te quiero decir’ se hace monótono y aburrido

critica del estreno de hay una cosa que te quiero decirAyer Jorge Javier más serio de lo habitual ya que la ocasión lo merecía, y arregladito como para ir de boda se puso a los mandos de ‘Hay una cosa que te quiero decir’ que es lo que fue en su día ‘Hay una carta para ti’.

Laura Pausini, divertida  y comprometida con el invitado fue lo más destacado.

Quizá la presencia de Laura Pausini, quien se mostró divertida y muy colaboradora en todo momento fue lo más destacado del programa. Laura colaboró con una sorpresa para Arancha. Una joven a la que la vida le había puesto varios hándicaps y que requería a su novio que viviese con ella para apaliar la soledad que sentía. Hay que añadir que el rostro dulce y cariñoso de Arancha contribuyó a este emotivo momento.


El problema que va a tener este formato y por lo que irá perdiendo audiencia es la forma de mostrar cada testimonio ya que esta es repetitiva. Uno tras otro, con el mismo escenario, con los mismos planos nos van mostrando cada caso. Al programa le falta respirar. Quizá es que Magnolia Tv, productora encargada del espacio, esté mejor preparada para realizar programas en exteriores como ‘Supervivientes’, ‘ La Granja’,‘Madres adolescentes’ o ‘Soy adicto’ y no verse encorsetada en un plató. Porque de este modo se ve ‘Hay una cosa que te quiero decir’, encorsetado.

Jorge Javier Vázquez cambia de registro y de emociones.

Jorge Javier que tiró de memoria para presentar los testimonios que acudieron al estreno, presentó a los  mismos con un cambio de registro a dock con el formato. No obstante, en alguna ocasión parecía que estuviese repasando la lección, por aquello de haber memorizado los casos, a la hora de presentar a los invitados. Si a esto le añadimos lo repetitivo del programa y esa ceñida forma de realizar, el programa queda pendiente de que algunos de los invitados despierten la curiosidad del espectador. De otro modo se hace muy pesado de ver.

Es más que probable que el programa baje de audiencia en las próximas emisiones. A pesar del tirón que tiene Jorge Javier y de su saber hacer y a no ser que se decidan a destapar “la caja de los truenos” y llevar a algún que otro freak para acabar con la monotonía del espacio ‘Hay una cosa que te quiero decir’ irá perdiendo enteros. A lo dicho anteriormente, hay que añadir lo anticuado y desfasado de los Talk Show, el espectador ya tuvo el suficiente empacho hace unos años atrás.