“Gafapasta”, nos cuesta pasta…

Gafapasta es un concurso vendido por la factoría de Buenafuente a TVE. Un formato nada novedoso en el que dos concursantes se enfrentan a una rueda de preguntas.
Como tampoco es novedoso decir que una vez más que televisión pública deja escapar nuestro dinero a espuertas.

En esta ocasión los únicos beneficiados es la factoría de “El terrat”

La venta del programa se realizó por 1.072.638,1 euros. Acordaron la grabación de 60 programas por lo que se supone que estará tres meses en emisión.
A fecha de hoy que una cadena compre un lote de sesenta programas es algo prácticamente inimaginable siendo lo habitual un número, a veces maldito, de trece.
Esto se hace para no desembolsar una cantidad inicial alta y esperar a cómo es acogido el producto por la audiencia. Como vemos en este caso no ha sido así.

Cada programa nos cuesta 18.000 euros

Teniendo en cuenta que el programa se emite de lunes a viernes el costo semanal es de 90.000 euros. Una cantidad muy elevada para la escasa audiencia que ha obtenido. Su mejor cuota fue de 1,2 % llegando a bajar hasta el 0,8% lo que supone que en algún momento del programa se pudo alcanzar cero técnico. Record que hasta ahora mantiene Cristina Tárrega en un magazine precisamente en otra televisión pública Telemadrid.

La grabación del programa está externalizada

El programa se graba en los estudios de Sant Cugat en su totalidad ,y de forma externalizada, lo que hace que el coste sea superior.
Sería muy complicado, imposible diría yo, acertar con todos los posibles espectadores a la hora de aprobar un proyecto. Pero quizá no fuese tan dificultoso controlar el desembolso que realiza una televisión pública cuando compra un proyecto, y si esto fuera de difícil desempeño, no hay que olvidar que es de obligado cumplimiento.
Dudo que la audiencia resucite un programa que ha sido visto por unos pocos cientos de miles de espectadores, pero este a pesar de ello, podría tener una duración de hasta tres meses.
Desde aquí os invito a seguir el concurso, aumentar su audiencia y convertirlo en un programa de éxito. Es probable que de ese modo, no sintamos haber perdido nuestro dinero.