Hablar por hablar. El comecocos no convence. Crítica

Parece que la nueva apuesta de la productora“La fabrica de la tele” y su filial “Tintachina” no convence. En la tarde de ayer, 23 de noviembre, tan sólo fue seguida por 1,9% de la audiencia. Este dato es inferior a su programa predecesor “Salta a la vista”, programa que torpemente se apresuraron a eliminar de la parrilla.

“Salta a la vista” ,producido por Zeppelin Tv,sin ser un gran proyecto entretenía e iba más en la linea de lo que la gente más acostumbrada a ver en esa franja horaria. Por el contrario y salvo del plató, poco o nada luce en “El comecocos”, es más bien un hablar por hablar y sin sentido.

Unos concursantes, según ellos dotados para la oratoria, se enfrentan en pruebas tan absurdas como el continuar un fragmento de vídeo de un personaje conocido. Toda esta improvisación, esta prueba no va a más y basta con llenar de palabras un minuto. Cualquier persona sería capaz de hacer esto y más si ya ha superado un casting. Por cierto, otro casting merecen los presentadores que tampoco son unos dotados del verbo, salvo la siempre resonante Mercedes Milá y que una vez más es la voz cantante de este gallinero de 600 personas.

Este gran circo no convence. Y no lo hace porque carece de un interés para el que lo ve por no existir un careo entre los concursantes sobre temas que al resto importen. En lo particular me es indiferente la cantidad de tiempo que puede ocupar alguien hablando, si lo que dice no es de mi incumbencia.