La crítica del estreno de “Punta Escarlata” en Telecinco.

Telecinco puede estar contento con el estreno de Punta Escarlata la serie lo hizo con un 18% de audiencia. Fruto de esto puede deberse al buen dato que le dejó Supervivientes: última hora que fue un 18.3 %. Según los datos pareciese que los espectadores que vieron la última hora de los de la isla, también eligieron continuar en la cadena de fuencarral para ver el estreno de la serie.

Punta Escarlata llegó con un año de retraso

La serie producida por Globomedia llevaba un año esperando ver la luz. En principio iba  a ser emitida en Cuatro, pero esta cadena no encontraba el momento idóneo para su emisión. ¿Se debería esto a que no salían “Callejeros” en la serie?  O quizá no aparecían reportajes cámara en mano y por eso no encontraban el lugar ideal en la parrilla.

La “fusión” con Telecinco también influyó en el por qué de su retraso. El caso es que Telecinco al verla dijo – me la llevo.

Una buena presentación y una estética cuidada

Eso es lo que a priori ofrece la serie que irá desengranando el caso de unas chicas asesinadas. Punta Escarlata fue grabada en HD y eso se agradece, como también es de recibo el montaje de las secuencias, aunque en alguna ocasión puedan ser algo complicadas de entender, precisamente debido a este tipo de montaje en el que se imprime un toque de misterio.

Por otro lado la cámara en mano y el excesivo movimiento de esta, puede causar en el espectador algo de fatiga y mareo.

Un reparto aceptable y unas buenas tramas.

Lo cierto es que el reparto compuesto por: Elena Ballesteros, Kira Miró, Fernando Cayo, Ana Rujas, Álvaro Cervantes, Macarena García, Victor Elías y Nadia Santiago no desentonan demasiado y todos tienen un nivel cuanto menos aceptable en sus interpretaciones, y esto a buen seguro, se debe a un director preocupado. En España hay muy pocos, poquísimos directores  que se ocupen y disfruten con la dirección de actores.

Los protagonistas: Carles Francino y Antonio Hortelano, ofrecen un contrapunto en ellos siendo Carles el más “tánatos”, mientras Antonio interpreta a un policía más desenfadado y alocado. Ambos están a la altura, aunque sea difícil de quitarse la imagen de Antonio Hortelano en “Compañeros”, pero el tiempo ha pasado y ese adolescente ya tiene 35 años.

La propuesta por parte del guión es manejarse con varias tramas, bien tratadas y que imagino poco a poco se irán complicando. Al menos es lo que todos esperamos. Quizá la presentación y la cabecera puedan ser algo largas y pesadas de ver, pero una vez superado esto la serie hace que permanezcas atento a la pantalla, cosa que es más complicado, si cabe, cuando de televisión se trata.  En cualquier momento estamos a un click con el mando a distancia de cambiar de canal.

Globomedia ya anunció que si la cosa funciona tiene la continuación de la serie prevista lo que deja entrever un final abierto o cuanto menos  no muy resolutivo.  Para comprobar esto nos faltan unos cuantos capítulos y la decisión de continuar está en tu mando a distancia.