La firma de ropa Abercrombie & Fitch quiere no aparecer en “Jersey Shore”

La firma de ropa Abercrombie & Fitch quiere que los protagonistas del reality “Jersey Shore”, dejen de utilizar sus prendas. Al parecer esto provoca “daños considerables” a la imagen de la marca.

Abercrombie, que hoy informó que en el segundo trimestre de su año fiscal 2011 ganó más de 32 millones de dólares, un 68 % más que en el mismo periodo de 2010, se queja en particular de que sus diseños los promocione uno de los participantes: Mike “The Situation” Sorrentino, un antiguo entrenador personal y modelo de ropa interior.

“Nos preocupa que la asociación de Sorrentino con nuestra marca pueda causar daños considerables a nuestra imagen”, indicó en un comunicado un portavoz oficial de la compañía, que no divulgó la cuantía de la compensación ofrecida a los protagonistas del exitoso “Jersey Shore”.

Abercrombie, una de las marcas de moda más populares entre los jóvenes estadounidenses, manifestó que entiende que “el propósito del programa es el entretenimiento”, pero aseguró que la constante presencia de su ropa en el espacio supone “una asociación contraria a la naturaleza a la que aspira la marca”.

Señaló, además, que dicha asociación puede ser incluso “lamentable” para algunos de sus fieles clientes, por lo que ha ofrecido “un pago sustancial a Sorrentino y los productos de ‘Jersey Shore’ para que el participante vista una marca alternativa”.

“También hemos extendido esa oferta a otros miembros del reparto, y esperamos urgentemente una respuesta”, añadió la firma en el mismo comunicado.

Un reality de lo más polémico

reality

El programa de telerrealidad, que muestra la vida de un grupo de ocho jóvenes de origen italoamericano que comparten una casa de verano en la costa de Nueva Jersey, ha estado en el centro de la polémica en Estados Unidos desde que fue estrenado en agosto 2009.

Una de las protagonistas, Nicole “Snooki” Polizzi, nacida en Chile y cuyos padres adoptivos son de ascendencia italiana, se hizo famosa en la primera temporada por recibir un puñetazo en la cara durante una pelea en un bar.

Ése y otros incidentes motivaron numerosas críticas, entre ellas las del gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, quien hace un año aseguró que el programa da una imagen negativa del estado por el comportamiento escandaloso y excesos alcohólicos de sus protagonistas, que además son neoyorquinos.

Por su parte, algunas asociaciones italoamericanas han tachado “Jersey Shore” como un ataque deliberado a esta comunidad, pero MTV ha decidido mantener en antena el programa.

Fuente: EFE