Las vacaciones de Rihanna. Fiesta y alcohol abordo.

Después de saber que la cantante se gasta un pastizal cada día para mantener su pelo, ahora nos llegan los ecos del modo en el que ha pasado las vacaciones la polémica Rihanna. Además de estar bien acompañada por amigos y amigas, en su crucero no faltó de nada y cuando decimos de nada, estamos diciendo de nada.

La bebida, especialmente el champagne Laurent – Perrier, fue la gran vedette de la fiesta. Rihanna y sus acompañantes llegaron a tomar 12 botellas en un solo día.

También hubo derroche de vodka y energizantes para soportar las fiesta noche tras noche, que terminaban cerca de las 6 de la mañana.

Uno de los últimos días, la artista intentó hacer jet ski pero tuvo que suspenderlo por alto nivel de alcohol en sangre.

En sus vacaciones llenas de excesos no faltaron los besos y bailes hot en esta fiesta, que terminó en Cannes, donde llegó el crucero y Rihanna tomó un vuelo hacia Los Ángeles, donde se presentará en la entrega de premios MTV Awards… Si es que la resaca se lo permite.

Durante la semana, la cantante estuvo de vacaciones en Italia con sus amigos rodeada de lujos y mar mediterráneo