Nadie se interesó por el material porno de Marilyn Monroe

Las ofertas en Argentina por el material que la actriz filmó antes de saltar a la fama no superaron los 500 mil dólares que exige el dueño de las cintas. El mayor precio, al momento, fueron 280 mil dólares propuestos por un coleccionista de Denver, Estados Unidos.

 “Es parte del juego. Ahora vendrá una negociación en la que el comprador querrá pagar el precio más bajo y el vendedor buscará conseguir el más alto”, indicó el español Mikel Barsa, promotor de la subasta que se realizó en la primera Feria Internacional de Coleccionismo Cinematográfico.

Las cintas son de un corto de seis minutos rodado en 1946 o 1947 y despertaron el interés de coleccionista de Estados Unidos, Colombia y Brasil, según indicó la agencia EFE. Eran propiedad de un coleccionista español, que falleció recientemente.

Aunque hay dudas sobre la autenticidad del cortometraje, Barsa aseguró que el FBI comprobó que la estrella de Hollywood es la protagonista del film pornográfico y que, además, se ven joyas que luego Monroe usó en otras películas. En la grabación, se puede ver a la supuesta actriz haciendo el amor con un hombre.

La primera copia en 16 milímetros fue proyectada en 1997 en varias oportunidades y comercializada junto a varias revistas, una de ellas la española Interviú, antes de que fuera vendida a un coleccionista privado en 2001 por 1,2 millones de dólares. Las cintas que ofrece Barsa son las únicas en 8 milímetros.

La feria donde fue la subasta es la primera de estas características en Sudamérica. Contó con la participación de unos 3 mil coleccionistas cinematográficos y se espera un encuentro similar sobre música en noviembre próximo. Durante el encuentro, también se ofrecieron discos, pósters y lotes de otros artistas.