Novedades en el regreso de la serie “Doctor Mateo”

La serie “Doctor Mateo” regresa a la programación de Antena 3. A partir del domingo 24 de abril y a las 22:00 podremos ver las peripecias del más famoso doctor rural, interpretado por Gonzalo de Castro.
A los habituales se unen tres nuevos personajes: Rafael Amaya que será el nuevo cura de San Martín del Sella, Ferran Rañé interpretará al nuevo policía compañero de Alfredo y Anna Castillo será la niñera del bebé de Carol y Mario.

El sacerdote, de nombre Roberto, compartirá piso con Mateo y se convertirá en amigo, confidente e inesperado consejero amoroso del doctor.
Atractivo, divertido y carismático, las mujeres de San Martín le adorarán y los hombres no podrán evitar mirarle con cierto recelo. Una vez acabada su ‘jornada laboral’ se convierte en un vecino más y exige que dejen de llamarle ‘padre’.
Pero las novedades no acaban ahí. El actor Ferran Rañé dará vida a Lorenzo, el nuevo policía. Su llegada a San Martín del Sella supondrá un revulsivo para Alfredo -un compañero de costumbres un tanto relajadas y al que le gusta moverse al margen de la legalidad- y el inicio de una bonita y difícil historia de amor para la tía Juana.

Con 55 años, este policía a punto de jubilarse, de la academia y de todo lo que allí aprendió no le queda ni el más vago recuerdo. Es manipulador, caradura y campechano. Su forma de trabajar chocará frontalmente con el exquisito respeto a la ley y a los derechos de los ciudadanos que tiene Alfredo.
Conocer a la tía Juana será toda una experiencia para él. Se sentirá inmediatamente atraído por ella pero la tía de Mateo no se lo va a poner nada fácil…
Además, Anna Castillo interpretará a Sara, que inicia su vida laboral como niñera de la hija de Carol y Mario. Ella, que nunca había demostrado especial interés por los hombres, descubre a Nico en el momento que se pone a trabajar en el bar, y se da cuenta que le gustaría poder seducirlo.

Novedades nueva temporada doctor mateo
Mateo, entra en una crisis existencial
En cuanto a la nueva temporada, Mateo va a entrar en crisis por primera vez al ver cómo se desmoronan, uno por uno, los diferentes ámbitos de su vida. Sus inseguridades, su humanidad y su capacidad para reinventarse se pondrán en juego.
Adriana, por su parte, abandonará su trabajo como profesora para volcarse en cuerpo y alma a su labor como alcaldesa. Además, debe asimilar que Mateo no quiere saber nada de ella tras su infidelidad con Nico. El cocinero sigue locamente enamorado de la alcaldesa y la someterá a un intenso acoso.
En el primer capítulo de la temporada, titulado ‘De cómo Mateo se recuperó, volvió e intentó tomarse las cosas de otra manera’, Mateo sale del hospital. Adriana está deseosa de poder hablar por fin con él y arreglar las cosas entre ellos, pero Mateo decide evitar a Adriana por su propia salud: no debe enfrentarse a emociones fuertes y cada vez que Adriana está cerca sus pulsaciones se disparan. Para colmo, Nico vuelve a San Martín, dispuesto a abrir allí un restaurante y quedarse en el pueblo.

Todo el pueblo le prepara al doctor un emotivo acto de bienvenida, que él desprecia y revienta. Los sanmartinenses se vengan boicoteando la consulta del doctor, que se queda vacía. Alfredo expone sus planes de tener mucha descendencia, y de forma inmediata además, y Elena no sabe cómo decirle que ella no quiere tener más hijos. La pareja se enfrenta a esta difícil disyuntiva.

Tras la baja maternal, Carol vuelve a la emisora. Su reincorporación al trabajo, el cuidado del bebé… Carol no da abasto, pero aunque Mario propone contratar a una niñera Carol quiere demostrar a toda costa que ella puede sola con todo.
En esta temporada se dinamizan y renuevan algunos de los decorados de la serie: la taberna de Tom, la peluquería o el despacho de la alcaldesa (donde se desarrollarán varias tramas).
Otros espacios que cobrarán protagonismo serán la casa de Mateo, ahora convertida en vivienda compartida y la de Carol, donde a raíz de su estrenada maternidad pasará grandes momentos en su hogar, que alternará con su trabajo en la radio, mientras la nueva niñera se queda a cargo de su bebé.