Oscar honorífico para Oprah Winfrey

Oprah Winfrey recibió el pasado sábado un Oscar honorífico por su labor social, un honor que describió como un momento inimaginable para una mujer negra que se crió en la pobreza de Misisipi y que llegó a la cima de Hollywood.

La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas estadounidense otorga anualmente los Premios Gobernadores a las personas que han tenido un impacto en la industria.

Este año, los Oscar honoríficos fueron para Winfrey, el actor James Earl Jones y el maquillador Dick Smith en una gala de etiqueta que reunió a estrellas como John Travolta, Glenn Close y Alec Baldwin.

Una joven que fue enviada a un instituto con una beca que ganó de la fundación de Winfrey le entregó el Premio Humanitario Jean Hersholt a la presentadora y actriz, que fue nominada al Oscar por mejor actriz de reparto en 1986 por la película ‘El color púrpura’.

A Winfrey se le llenaron los ojos de lágrimas cuando recogió el Oscar honorífico y describió el momento como “inimaginable”, dadas sus raíces humildes en las que se crío en Misisipi.

“Todos nosotros podemos marcar la diferencia a lo largo de nuestra vida”, dijo Winfrey. “Todos estamos aquí para ayudarnos”, afirmó.

Winfrey habló de su carrera como presentadora de televisión y de su trabajo en el cine, y dijo que ‘El color púrpura’ le abrió el camino al estrellato que, finalmente, la condujo a la filantropía.

Esa película “me abrió la puerta a través de la magia y la grandeza” del cine, señaló.

A James Earl Jones le fue otorgado el Oscar honorífico por su trayectoria fílmica que abarca desde su nominación a un Oscar por su actuación como boxeador en ‘La gran esperanza blanca’ hasta su doblaje del villano Darth Vader en las películas de ‘Star Wars’.

Jones no acudió a la ceremonia porque está trabajando en Londres, pero grabó antes un mensaje con el que se dirigió a público de Los Angeles.

Por último, el “Padrino del maquillaje” Dick Simon recibió el Oscar honorífico por su trabajo detrás de las cámaras usando maquillaje y prótesis para hacer que los actores parezcan ancianos, enfermos, moribundos y muertos en películas como ‘El exoscista’y ‘El padrino’.

Simon ofreció un lloroso y profundo discurso de aceptación en el que dijo que había amado cada minuto de su trabajo en la industria del cine. “Este premio corona todo eso”, sentenció Simon.

Los Oscar para las películas de 2011 se entregarán en una ceremonia en Los Angeles el 26 de febrero de 2012, donde por novena vez, Billy Crystal se convertirá en el maestro de ceremonias.