Pedro Ruiz, la tele está en manos de “modernitos” que no tienen ni puta idea de casi nada.

Pedro Ruiz habla en exclusiva para gentedetele y lo hace sin pelos en la lengua como nos tiene acostumbrados. Presentarle sería una ardua labor y quizá inútil a estas alturas. Locutor de radio, presentador de televisión, actor, cantante o humorista son algunas de las facetas que ha mostrado a lo largo de su carrera. Inquieto de necesidad y adolescente de espíritu, a Pedro le sobran ganas para emprender proyectos y le faltan interlocutores para realizarlos.
Con él hablamos de televisión, de sus proyectos y de los motivos por los que a día de hoy no se cuela en nuestros hogares a través de la pequeña pantalla.

En ocasiones hablar de televisión es hablar de algo que empieza a ser tan manido como el término telebasura. Un término que forma parte de nuestro vocabulario pero que desconocemos su definición real.

¿Qué es para ti la telebasura?

La telebasura es todo aquello que falta a la verdad, que exagera la mentira, que carece de principios, que se lucra del daño a los demás y que manipula el pensamiento de la gente en beneficio solamente de la audiencia. La audiencia en números y shares, y en esto incluyo: los programas de debate y los telediarios
Dábamos por hecho lo de los programas de debate pero… ¿También los telediarios?
En la parte de los telediarios en los que se manipulan a favor a un grupo a o donde se miente, se calumnia o donde sin estar confirmadas determinadas cuestiones se dan por hechas, o donde hay una reiteración permanente, contra Pepe, Manolo o Luís porque así es la línea de la cadena o la línea editorial del capital que paga la cadena, me parece que también es un modo de manipular.

¿Es esta manipulación un tipo de corrupción?

Cuando se habla de corrupción, se habla de corrupción solamente de la comprobada, solamente de los millones que se ha llevado una persona u otra, de los ERES, de Gurtell, etc… esa es una parte de la corrupción . A mí me parece que la corrupción más grave es la que conoceremos dentro de quince años y que está ocurriendo a día de hoy. Pero hay otra peor, la que transcurre por vías legales, por lo que permite la ley pero que favorece a los amigos y no favorece a los disidentes.

Quizás lo que estás diciendo impide que estés en la televisión. ¿Qué impide a Pedro Ruiz que no esté en la televisión?

Probablemente lo que dices, en segundo lugar he dicho que no a bastantes propuestas porque yo no quiero participar en ninguna tertulia, prefiero hacer mis programas. No soy una persona conflictiva, en contra de lo que se pueda imaginar. Creo que soy un gran negocio televisivo y se verá, o no se verá, aunque también tengo otros objetivos: el cine, el teatro etc…
Pero tu pregunta se responde básicamente diciendo que no tengo un interlocutor suficientemente libre, con suficiente confianza. El día que vuelva, mi intención no es hablar de política, salvo que me lo pidan.

Estoy aburridísimo de hablar de política, creo que es tiempo de emociones, de humor, de enseñar valores lo cual no tiene porqué ser aburrido. Creo que es tiempo de hablar de la televisión en contra de la telebasura y la vida basura. Yo quiero mostrarme como el showman y el artista que soy con todas las facetas y con muchos colaboradores. O con pocos colaboradores, porque también soy capaz de hacer un programa con un solo piano y llenar tres horas por las noches, es decir, que mi vuelta si se produjera no tendría nada de conflictiva, lo único que pasa es que se tiene que abrir el nicho.
Yo creo que estamos llegando al final de un proceso, de una tendencia y hay una mayoría de personas que están esperando a que las cadenas, y la oferta, tengan unos espacios más limpios donde se manifiesten otro tipo de cosas.

Pedro Ruiz acumula a partes iguales un número de admiradores y de detractores ¿dónde colocas a cada cuál?
Ni me vanaglorio de los que me siguen, ni me asusto de los que no me siguen, se trata simplemente de ser uno mismo.
Decía Oscar Wilde que “el secreto del éxito no lo conocía pero el del fracaso sí”. El fracaso es intentar gustarle a todo el mundo. Lo mismo que dices de mí, lo podríamos decir de cincuenta mil personas. Unos no te entienden, otros te adoran y tampoco entienden bien por qué…
La opinión de la gente que ve la televisión es muy frágil, muy variable poco firme y depende mucho del último trabajo que hagas.

Hablábamos de telebasura… ¿debería de existir el manual del buen televidente?
Lo que creo es que las personas deberíamos tener mejor criterio, más formado y eso proviene de la educación. Lo que no puede ser es que después de una hipotética buena formación los medios la deformen. Lo malos ejemplos generan malas realidades y el culpable es el que elige el programa equivocado donde se masacra a los demás. La condición humana es irresoluble.
¿Si el opio del pueblo es el fútbol, Belén Esteban también lo es para otro sector?
No quiero poner en mi boca el nombre de nadie, soy una persona muy respetuosa con todo el mundo, y por supuesto también respeto a Belén, y a cualquier ser humano. No habría que indagar en este tipo de pregunta, habría que hacerlo para conocer quién maneja a este tipo de monigotes.

¿Monigotes?
Lo digo con respeto, habría que conocer; ¿Por qué los maneja? ¿Qué beneficios les produce?
Y no solo un beneficio económico, también un beneficio de capacidad de manipulación porque saben que estas personas, con todo mi respeto, son mucho más manejables que: Joan Manuel Serrat, Albert Boadella o que Estopa por ejemplo. Lo que en muchas ocasiones vemos en un plató es gente que se puede sustituir de una tarde a otra.

Ana Rosa Quintana se ha visto implicada en el “Caso Mari Luz”. Imaginamos que estás al tanto de la noticia. ¿Cuál es tu opinión al respecto?
Hay muchas personas con nombre que han perdido el respeto a sí mismas. Y lo han hecho por dinero y creo que hay una doble moral extraordinaria, por la que a más doble moral, más trabajan y a la inversa. Me parece escandaloso vivir en una sociedad donde la honradez se ha convertido en un problema.

Si la veteranía es un grado, ¿Por qué la tele está llena de gente joven con poca experiencia?
En ocasiones se cuestiona el tema de la edad como un problema y creo que el primero que haga una tertulia con gente de “89 años” diciendo lo que quieran quizá se lleve una sorpresa. “La edad no tiene talento y el talento no tiene edad”.
Uno de los problemas de la televisión es que ha caído, entre comillas, en manos de unos modernitos que no tienen ni puta idea de casi nada.
Hay algunos que hacen cosas buenas, pero en general han elegido como valor de ley, las edades y los aspectos. Eso es, en mi opinión, despreciar mucho las cabezas; cuando se dice queremos caras nuevas, lo que en verdad se está diciendo es queremos cerebros vacíos.

Preguntamos a Pedro Ruiz por sus ocupaciones actuales y sus planes de futuro.
Estoy de gira de teatro por: Elda, Castellón, Benidorm. Luego iré diez días a Valencia y más tarde iremos a Vigo con “Escándalo en palacio”
Tengo además un buen número de guiones de películas terminados, un montón de ideas de formatos para televisión…, y quizá debute en Argentina estoy en la actualidad en conversación pero prefiero callarlo hasta firmarlo.

Te deseamos mucha suerte o mucha mierda como lo prefieras y esperamos verte pronto en pantalla.
Todo se andará. Yo también os deseo mucha suerte. Seguid así que lo estáis haciendo muy bien, gentedetele