Penélope Cruz, tendrá que pagar 30.000 euros por su estrella en el paseo de la fama

Penélope Cruz se convirtió el viernes en la primera actriz española con una estrellas en el “Paseo de la Fama de Hollywood”. A cambió tendrá que desembolsar 30.000 euros

Cruz, dijo en la revelación de su estrella rosa de granito que era “un día muy especial que siempre recordaré”. La actriz, que también disfruta de su reciente maternidad, ganó Oscar como mejor actriz de reparto por su interpretación en “Vicky Cristina Barcelona” de Woody Allen,
Agradecimiento a los suyos.

“Cada vez que vea a esa estrella, veré los nombres de todas las personas que me han ayudado a hacer realidad muchos de mis sueños”, dijo en la presentación, a la que asistió una gran multitud, incluido su marido Javier Bardem y su amigo Johnny Depp.

Su gratitud fue extensible a: sus padres, hermanos, a Bardem y su hijo recién nacido, “por hacerme feliz cada día”. Dijo Penélope emocionada.
La bella actriz española debutó en la televisión cuando era sólo una adolescente e inició su carrera en el cine bajo la dirección de José Juan Bigas Luna en su película “Jamón, Jamón” de 1992, en la que actuó junto a Bardem.
Participó en varias películas de Pedro Almodóvar antes de dar el paso a Hollywood, donde ha trabajado en filmes como “Blow”, “Vanilla Sky” y “Nine”. Ella trabajará junto a Depp en “Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides”.

A la actriz tener su estrella en Hollywood la costará 30.000 dólares

Sin embargo, el reconocimiento internacional no escapa al capricho de los homenajeados. Y es que Penélope ha tenido que desembolsar 30.000 dólares (algo más de 21.000 euros) por quedar inmortalizada en el suelo de Los Ángeles.
En concepto de costes de la instalación, fabricación y la ceremonia de entrega en sí misma, Penélope Cruz no ha escapado a los impuestos que la Cámara de Comercio de Hollywood, encargada de otorgar las estrellas, le impone a todo aquel que quiera pasar a la posteridad.
Al margen de números e impuestos, hay que reconocer el prestigio de la actriz, y su valía, demostrada en múltiples ocasiones en la gran pantalla. Si Cruz no hubiera ganado un Oscar le hubiese sido muy difícil estar en el paseo de la fama. Para llegar ha conseguirlo hay que estar nominada, y además, ser aprobada por un jurado. En esta ocasión Cruz tuvo que enfrentarse a otros veinte candidatos.