¿Por qué ‘Número Uno’ sigue perdiendo audiencia? GH 12+1 vuelve a ganar la batalla.

“Número Uno baja al 17%. GH 12+1 llega al 20,8% de audiencia”

Si la memoria no me falla, es la cuarta gala del Talent Show presentado por Paula Vázquez en la cadena Planeta y si ya venció GH la semana pasada, en esta ocasión se ha vuelto a repetir. Con una diferencia, que el producto de Zeppelin Tv suma ocho décimas más.

El por qué estará en cada uno de los espectadores o quizá en los no espectadores que poco a poco van dando la espalda a ‘Número Uno’.

Al día siguiente de su estreno, nuestra compañera Lola Mora, escribía una crítica que parecía ser premonitoria de lo que iba a suceder:

En resumen, ‘Número Uno’ es un talent show distinto. Más barato de realizar ya que no hay casa, no hay un 24 horas, no hay profesores y el trascurso del programa se limitará a que en cada gala los chicos y chicas interpreten su tema, y los menos talentosos, no vuelvan a subirse al escenario. Si bien esto podría mermar el seguimiento y el enganche de los espectadores, seguro que asistiremos a un programa más aséptico pero con buenos intérpretes sobre el escenario”.

Noticia completa aquí: http://gentedetele.com/estreno-de-numero-uno-en-antena-3-critica/

Desde luego que subrayé sus palabras en su momento, cosa que vuelvo a hacer ahora.

Para bien o para mal, el espectador está acostumbrado a que además de lo que el artista haga en el escenario, se conozca su recorrido fuera de estos. Una parte de reality que Gestmusic eliminó este talent show. Lo más probable para conseguir un producto más barato.

El desarrollo del programa es monótono.

Así es. Una vez que conoces a los participantes ya tienes a tu favorito. Y solo resta saber quiénes serán eliminados cada semana. Al no haber nuevas entradas, no hay caras nuevas, no hay sorpresas o quizá un mejor candidato por el que hasta ahora apuestas.

Un jurado muy profesional que peca de soso.

Salvo los intentos de David Bustamante, en la mayoría de las ocasiones fuera de tono, pocos momentos divertidos o emotivos nos aporta este jurado. Que sí, que está bien la profesionalidad, quizá sea lo más notable del formato, pero habría que preguntarse si no se resta agitación cada vez que se alaga la voz y el comportamiento del participante.

Unos candidatos casi profesionales.

Desde luego que el casting es de lo mejor que se ha podido ver en la tele de nuestro país. Han logrado conseguir a unos cantantes que podrían ser perfectamente profesionales. Unas voces maravillosas como la de Sebas que si hubiese encontrado su momento o un buen productor ya estaría sonando en todas las emisoras de radio.

Da gusto escucharles, se ve a verdaderos artistas. Pero en contra el espectador no encuentra un aliciente siguiendo su evolución.

Unos vídeo muy bien elaborados pero con demasiado guión.

Con la intención de evitar caer en el reality, se desarrollan unos vídeos muy bien realizados. Muy bien tratados y con mucho gusto, tan bien elaborados que restan naturalidad y acercamiento al personaje. Le sobra guión, pero por favor mantengan el talento.

En definitiva un buen producto, aunque frío en su desarrollo. Carente de acercamiento con el público y falto en ocasiones de una frescura que le otorgaría ser realizado en directo por ejemplo.

Creo que la audiencia seguirá bajando hasta que se acerque la final, momento en el que se apuntarán algunos de los que fueron abandonando por el camino y que querrán ver este último tramo. Claro que también hay que tener en cuenta que al tiempo se aproximará la final de su mayor enemigo Gran Hermano 12+1.