Se reduce la presencia de televisión en los hogares estadounidenses

La crisis económica y los nuevos hábitos del espectador adquirido con las nuevas tecnologías han reducido la presencia de la televisión en los hogares de EEUU. Esa es la conclusión del último informe de Nielsen, según publica ‘The New York Times’ y recoge ‘El Economista’, que asegura que el 96,7% de los hogares estadounidenses poseen un televisor, frente al 98,9% de la última medición.

El número de hogares que poseen un televisor al menos en EEUU ha descendido tras 20 años sin que esto se produjera. La principales causas apuntan a que este fenómeno se puede deber a; la crisis y a los cambios tecnológicos.
Las familias más humildes no pueden permitirse nuevos dispositivos o antenas si se estropean los antiguos. Por otro lado, los avances tecnológicos a los que la gente joven se ha adaptado rápidamente y está optando en algunos casos por no comprar televisiones una vez que se independizan y utilizan el ordenador y otros dispositivos para entretenerse.

Nielsen ,creadores del informe, están pensando en incluir a los hogares con ordenador, entre los que poseen televisores.

La última vez que se redujo el número de hogares con televisión fue en 1992. Entonces, como recuerda Nielsen en su informe, (publicado en “The New York Times”) esta caída también vino precedida de una recesión prolongada y después fue contrarrestada con el crecimiento económico.