TVE presentó su nueva serie ‘Estamos okupa2’

TVE ha presentado este lunes en el Estudio 2 de Prado del Rey el rodaje de ‘Stamos okupa2′, la nueva serie de producción propia de la cadena pública. Una comedia de situación amable, cercana y surrealista, protagonizada por Carmen Maura, en la que un grupo de personajes de toda edad, condición social, creencias y variopintos pasados buscan una nueva vida.

Ocho años después del estreno de ‘Paco y Veva’, TVE vuelve a embarcarse en un proyecto de ficción de producción propia: ‘Stamos okupa2′, una comedia de situación creada por Fernando López Puig, director de Ficción de TVE. Dirigida por Juan Luis Iborra, Gustavo Jiménez, Marisa Paniagua e Isabel Prados, está protagonizada por Carmen Maura, Anabel Alonso, Adrián Lastra, Xisco Segura, Alicia Hermida, Marta Belenguer, Luis Marco, Juan Manuel Cifuentes, Nazaret Aracil, Jesús Castejón y Carlos Chamarro.

 

Fernando López Puig ha señalado que “estamos muy contentos porque volver a la producción propia seriada era una apuesta muy importante de TVE”. Un reto que se ha logrado, como ha señalado Carmen Maura, gracias a “un equipo con mucho entusiasmo”.

López Puig ha descrito la ficción como “una comedia de situación donde el peso está en lo que se dice y en cómo se dice”. “Es una serie muy coral”, ha añadido, “con secuencias muy divertidas y entrañables”.

¿De qué trata la serie?

Lucía (Carmen Maura) vive sola y aburrida hasta que un día su hijo Carlos (Xisco Segura) y su nuera Encarni (Marta Belenguer) le plantean mudarse a una residencia mientras realizan una reforma en el edificio. Son solo unos días y pronto volverá. Así llega a “Las glorias’, un lugar de paz y descanso para pasar una temporadita. Cuando descubre que todo ha sido un truco de su hijo para echarla de su propia casa, Lucía toma la decisión de volver a empezar y decide fugarse esa misma noche de la residencia.

 

Para ello, reune al grupo más rebelde de residentes y planea una fuga digna de ‘La gran evasión’. Lola (Anabel Alonso), cocinera de la residencia, se une a ellos. Lucía, Mario, Aurorita, Lola y algunos más huyen y se atrincheran en el edificio que ahora pertenece al banco donde trabaja Carlos. La finca se encuentra en un estado de abandono avanzado, pero el problema grave llega cuando Carlos se entera. Tratará por todos los medios de que se vayan. Pero los ancianos comprobarán que si permanecen unidos podrán superar todos los peligros.