“Vida Loca”, risa poca. Gentedetele opina sobre la serie

La comedia es quizá el oficio más duro para todos aquellos que la pretendan, ya sean guionistas, intérpretes o directores. Por el contrario tiene sus satisfacciones porque no hay nada como hacer olvidar al espectador sus problemas y hacerlo cuando éste sonríe.

Si cuando tu objetivo es hacer reír, al margen de los tiempos que corren, que tienes un duro objetivo.
Vaya por delante que solamente el hecho de producir, arriesgar una cantidad de dinero en hacer un producto y que sea español, ya es en sí un logro y merecedor del aplauso. En España no estamos acostumbrados a defender lo nuestro, como lo hacen países cercanos al nuestro.

La serie “Vida Loca” recientemente estrenada en Telecinco en la opinión del gran público y en la nuestra no cumple con las expectativas creadas.
Se puede deber a un ritmo fracturado, un tiempo falto de agilidad o al guión que queriendo ser gracioso, solo pasa por ser chistoso.
Los personajes en esta serie son solamente una pantomima y sin interiorizar. El sufrimiento de un Clown es la risa del espectador. Pero nadie dijo que ese Clown no sienta su desgracia, su torpeza y por tanto su frustración.


Si a un personaje le dotas de gestos, muecas, aspavientos y estos no están acompañados a su pensamiento se quedan en la nada, en la simple mímica.
Cuando a Robert de Niro se le preguntó en el Actors Studio; cuál era su método para interpretar. El actor respondió de manera contundente, pensar.

Y eso es lo que se le puede echar en falta a algunos de los personajes de la serie. Es necesario saber y sobre todo pensar en lo que se dice. ¿Existe algo que no pase por nuestro cerebro?
Cualquier acción que ejecutemos previamente ha sido procesada en nuestra cabeza, cómo no hacerlo cuando nos tenemos que meter en la piel de otro. A la hora de interpretar, sea el género que sea, esto es de obligado cumplimiento. De no procederse así, nos quedaremos en el exterior; en la fachada, en el gesto del personaje y nada más.
Si a estas carencias le sumamos una dirección, que quizá lo haga en la incorrecta, y un texto falto de ironía y comicidad, el resultado del producto a buen seguro no cumpla con su objetivo, en este caso hacernos sonreír.

“Vida Loca”. La audiencia ha descendido 3 puntos desde su estreno

La audiencia de la serie en su última entrega, domingo 27 de marzo, ronda el 12% lo que significa que al menos más de dos millones de espectadores en su mejor pico siguieron la serie, lo que desconocemos si lo hicieron con una sonrisa en los labios.
Y si no lo hubieron hecho así…, cuanto menos siguieron una producción nacional…, vaya por tanto nuestra enhorabuena para los que arriesgan en productos locales y para todos aquellos espectadores de risa fácil.